Piden prisión contra pareja enterró niño de 11 meses de nacido 

Publicado el 5 Ene 2018 - 4:24pm por El Puerto

El Juzgado de Atención Permanente de la Provincia Santo Domingo, pospuso para el próximo lunes 9 el conocimiento de la solicitud de medidas de coerción contra Roxanna Ramírez y Carlos García, por la asociación de malhechores y homicidio cometido en contra de su hijo, Alfa Benjamín García Ramírez, de 11 meses de edad.

La posposición fue hecha al acoger  la solicitud de la defensa de los inculpados que alegaron no estar preparados para presentar los presupuestos a favor de sus defendidos.

La fiscal titular de esta provincia, licenciada Olga Diná Llavería, informó que el Ministerio Público está listo para presentar la solicitud que incluye, además, la violencia intrafamiliar ejercida en contra de sus hijos de 4 y 5 años de edad.

Durante las investigaciones hechas por los fiscales y expertos de la Fiscalía de Santo Domingo, se determinó que los padres se culpan mutuamente del hecho de la muerte del niño. El médico legista encargado del levantamiento estableció como posible causa de muerte “fractura de cráneo, en región tempo occipital”.

En el proceso fue realizada una evaluación médica y psicológica a los hijos supervivientes de la pareja, que determinó que los mismos son víctimas de constantes actos de violencia intrafamiliar.

Asimismo, que son sometidos a actos de tortura al presentar lesiones características de los golpes con alambres y quemaduras de cigarrillos en diferentes partes de cuerpo, realizadas tanto por la madre como por el padre.

En fecha 02/01/2018, Roxanna Ramírez, se presentó por ante la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar del Distrito Judicial de Santo Domingo, para denunciar violencia verbal y psicológica por parte de su pareja Carlos García.

Es en ese escenario es que ella indica, como justificación de los niveles de violencia de su alegado agresor, que el mismo había dado muerte, en fecha 13 mayo del año 2016, al hijo de ambos de 11 meses de edad.

Refirió que este había golpeado al menor en la cabeza con una bocina, para calmar su llanto.

Como consecuencia del golpe, la cabeza y los ojos del infante comenzaron a inflamarse, relató.

De acuerdo a la  versión de Roxanna,  cuatro horas después al ver que el niño no podía respirar, decidieron enterrarlo, arropado en una manta, en las proximidades de su residencia, ubicada en la calle Duarte No. 17, barrio Brisa del Norte, del sector de los Tanquecitos, del municipio de Boca Chica, Provincia Santo Domingo.

Informacion del autor