Pastor Ezequiel Molina dice país sufre crisis de seguridad

Publicado el 1 ene 2012 - 9:17pm por Jeremias Nunez

SANTO DOMINGO, RD.- El pastor evangélico Ezequiel Molina Sánchez, vicepresidente del Ministerio La Batalla de la Fe, dijo que el país está en una crisis de seguridad que amenaza con paralizarlo, en vista de que no existe una propuesta seria de parte de las autoridades y de los aspirantes a serlo, que brinde alguna esperanza en ese sentido.

Molina Sánchez se expresó así ante miles de evangélicos que llenaron el Estadio Olímpico de la capital, en la tradicional concentración evangélica nacional, versión número 48 de dicho ministerio, donde también dijo que este es un año de elecciones y que luego de la decapitación de la era de Trujillo seis personas han ocupado la Presidencia y han jurado hacer cumplir las leyes y que ninguno lo ha hecho.

Expresó que hoy día, la vida humana ha sido devaluada a su mínima expresión, especialmente la de los inocentes y personas honradas, al tiempo de fustigar que la vida de los delincuentes “es muy cara y las comisiones de los derechos humanos luchan por protegerlos, apoyados por una justicia exageradamente benigna”.

El predicador emitió sus consideraciones ante miles de personas que desafiaron la lluvia registradas en la tarde en la capital, para congregarse y escuchar su mensaje de año nuevo.

Agregó que el país esta siendo afectado por problemas como la corrupción generalizada, la avaricia y la violencia y que a través de estos se derivan los demás males que están afectando a la ciudadanía.

Molina Sánchez dijo que los corruptos están en el gobierno, en las empresas tanto públicas como privadas, pero que la corrupción también está en los que imparten justicia, así como en los integrantes de los organismos represivos, en alusión a los cuerpos armados.

Explicó que una de las formas de los empresarios cometer corrupción es vendiendo productos vencidos, ofreciendo un servicio que al final no lo dan, envasando un medicamento falso, subiendo los pasajes a pesar de que reciben combustible subsidiado y exoneraciones, recetando un medicamento aunque el paciente no lo necesite a riesgo de afectarle la salud, “solo por un compromiso de generar ventas con un laboratorio”.

Sostuvo que la violencia también está afectando a las familias en las calles, en los centros laborales, que es generada en la gran desigualdad social, en los abusos, las injusticias, la desintegración familiar y en el egoísmo y el abandono de quienes están llamados a cuidar, corregir e impartir justicia.

Lamentó que en este año que pasó el país superó la cifra de muertes de mujeres por sus parejas o ex parejas (feminicidios), con respecto al año 2010, según un informe de la Procuraduría General que reseña que este país fue situado como la nación de Centroamérica y el Caribe con mayor de violencia de género.

También criticó la avaricia que dijo ha hecho desaparecer los valores morales y espirituales; conduciendo al narcotráfico, al sicariato, al robo, a la delincuencia y la maldad que asedia a todos.

“Es un afán desordenado por disfrutar riquezas, con el fin de obtener comodidad, bienes tales como casas, carros también prendas ropas, posesiones materiales entres otras”, añadió.

En la actividad participaron exponentes de la música cristiana, dominicanos y extranjeros, quienes entonaron hermosas alabanza al Señor.

Informacion del autor