Apresan en Nueva York taxista oriundo de Villa Altagracia que mató mujer de 16 puñaladas

Publicado el 28 Sep 2017 - 9:28am por El Puerto

NUEVA YORK.- Fue apresado el taxista dominicano, oriundo de Villa Altagracia, Víctor Garó de 50 años de edad y que el lunes a las 8:10 de la mañana, asesinó de 16 puñaladas a su exesposa Adalgisa Delgado de 44, quien tambien era oriunda de Villa Altagracia.

Este martes después de ser arrestado, el taxista fue acusado formalmente en la Corte Criminal de El Bronx  por cargos de asesinato, homicidio y tenencia ilegal de armas.

Garó intentó matar también a una novia en 1998, a la que apuñaló en el abdomen, la espalda y un oído, dijeron los investigadores.

En 2014, en medio de una discusión con Delgado, él la acusó de “lesbiana” delante de los hijos.

Fue cuando ella, abrumada por los celos compulsivos del chofer, llamó al 911, le puso una orden de protección y les dijo a los policías que lo sacaran del apartamento.

Esa acusación la hizo el taxista  a su entonces esposa, delante de los hijos.

El pasado lunes Garó, interceptó a la mujer, que trabajaba cuidando personas mayores (Home Attendant), cuando ella se dirigía al trabajo y comenzó a apuñalarla en la esquina de las calles Home y Jackson en El Bronx, en presencia de docenas de transeúntes y estudiantes que se dirigían a la escuela pública PS 63 cercana a la escena.

La policía había ido a su residencia una vez por una denuncia de la mujer sobre violencia doméstica y pidió una orden de protección y alejamiento en la corte.

Parientes de la muerta dicen que el taxista, la maltrataba con frecuencia y que todo el mundo, la aconsejaba para que rompiera la relación.

Lidia de la Cruz, de 50 años, y tía de Adalgisa, dijo que su sobrina vivía con miedo de su ex esposo y tenía una orden de restricción en su contra.

Testigos dijeron que la pareja estaba  discutiendo mientras salían de un edificio en la calle Home y la avenida Jackson en el vecindario Morrisania.

Él la persiguió y luego sacó dos cuchillos y la apuñaló repetidas veces en el pecho y otras partes del cuello, hasta que se rompió el mango del arma que usó.

Los testigos gritaban aterrorizados “¡él tiene un cuchillo!” y “¡deja de apuñalarla!”.

Se fue en un sedán negro de cuatro puertas.

Ella fue declarada muerta en el hospital Lincoln, donde murió a las 8:57 de la mañana del lunes pasado.

El mismo lunes alguien llamó a la policía a las 6:15 de la tarde y dijo que el taxista estaba en la intersección de la avenida Garrison  y la calle Barretto en El Bronx.

Policías llegaron a la esquina y lo arrestaron.

Él admitió el asesinato en el interrogatorio.

Informacion del autor