Todo está listo para el combate: los peleadores fueron pesados, eligieron a su rival, las apuestas quedaron hechas y los jueces entran...