JERUSALÉN,  — Un nuevo proyecto de
restitución fue anunciado hoy para identificar a las víctimas cuyos
bienes fueron confiscados por los Nazis durante la época del
Holocausto.
(Foto:  http://photos.prnewswire.com/prnh/20110223/CG51872-a)
(Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20110223/CG51872LOGO-f)
El objetivo del Proyecto HEART, una iniciativa de la Agencia Judía
para Israel (Jewish Agency for Israel – JAFI), con el apoyo del
Gobierno de Israel, es ofrecer las herramientas, estrategia e
información para permitir al Gobierno de Israel, al Proyecto y a sus
asociados ofrecer un mínimo de justicia a los herederos de víctimas
Judías y a las propias víctimas que cumplan con los requisitos y al
pueblo Judío.
En esta etapa inicial, el Proyecto HEART está centrado en la
identificación de personas que tengan posibles reclamaciones sobre
los siguientes tipos de propiedad privada por los cuales no hayan
recibido restitución ninguna tras la época del Holocausto: (1)
propiedad privada que se estuvo localizada en países controlados por
las fuerzas Nazis o por los países del Eje en cualquier momento
durante la época del Holocausto; y (2) propiedad privada que
pertenecía a personas Judías tal como las definían las leyes raciales
Nazis o del Eje; y (3) propiedad privada que haya sido confiscada,
saqueada o vendida a la fuerza por los poderes Nazis o los países del
Eje durante la época del Holocausto.
“Muchas víctimas del Holocausto descubrieron al regresar a sus
hogares que no tenían ninguna posibilidad de recuperar sus bienes,”
dijo Nathan Sharansky, presidente de Agencia Judía para Israel. “Esta
es la primera vez desde el Holocausto que se lanza un programa
general integrado para recopilar información con el propósito de
recibir finalmente una compensación por la propiedad saqueada, robada
o vendida a la fuerza durante el Holocausto.”
Las víctimas Judías del Holocausto y sus herederos en todo el mundo
cumplen con los requisitos si ellos, o sus familias, fueron en su día
propietarios de bienes muebles, inmuebles o intangibles que hayan
sido confiscados, saqueados o vendidos a la fuerza en países
gobernados u ocupados por los poderes Nazis o los países del Eje
durante la época del Holocausto. La única limitación es que si la
víctima o sus herederos ya hayan recibido restitución por dichos
bienes después de la época del Holocausto, no cumplen con los
requisitos para una restitución adicional en relación con dicha
propiedad.
“No es necesario tener pruebas de la propiedad de los bienes para
cumplir con los requisitos. Si alguien cree que era dueño o
beneficiario de dichos bienes, debería completar el Cuestionario,”
dijo Anya Verkhovskaya, Directora del Proyecto.
Los bienes que cumplen con los requisitos del Proyecto HEART incluyen
propiedad privada de todo tipo:
(1)  BIENES INMUEBLES, un bien que no se puede mover sin ser
destruido o alterado. Incluye bienes raíces tales como terrenos
urbanizados, incluidos cualquier edificación y terrenos sin edificar.
(2)  BIENES MUEBLES, cualquier bien que se puede mover de una
ubicación a otra. Pueden incluir objetos de arte, artículos de
rituales judíos, ganado, herramientas profesionales, metales
preciosos, piedras preciosas, joyas y otros bienes muebles.
(3)  BIENES PERSONALES INTANGIBLES, propiedad personal que no se
puede mover o tocar sin destruirlo o alterarlo. Puede incluir
instrumentos negociables tales como acciones, bonos, pólizas de
seguro, cuentas de ahorro, patentes registradas, dotes y otros bienes
personales intangibles. Puede también incluir bienes negativos,
deudas y pasivos que se deben a una persona, tales como préstamos e
hipotecas pendientes.
“Por el daño inconmensurable hecho a las personas y comunidades
Judías desde que sus bienes fueron confiscados, se ha organizado el
Proyecto HEART como una iniciativa para tender la mano a aquellas
personas cuyo dolor jamás podremos imaginar, pero a quienes podemos
ayudar en el proceso de recopilar información, la cual esperamos que
finalmente podrá ayudarles a recuperar lo que era legítimamente
suyo,” dijo Bobby Brown de JAFI. “Gracias al Proyecto HEART, se están
tomando medidas que, aunque atrasadas, son fundamentales para
abordar, si bien de forma parcial, los terribles males que se
produjeron en la época del Holocausto en relación con la restitución
de bienes. El Proyecto HEART le solicita que dé el siguiente paso por
todos aquellos que sufrieron o que aún están sufriendo por las
transgresiones contra ellos o sus familias.”
Hemos establecido un simple proceso para comprobar si se cumplen los
requisitos para participar, solamente es necesario responder al
cuestionario que se encuentra en el sitio Web
http://www.heartwebsite.org .
Los cuestionarios serán procesados basados a los acuerdos con
gobiernos o autoridades pertinentes en su esfuerzo por lograr una
restitución.
Póngase en contacto con Anya Verkhovskaya, directora del Proyecto
HEART, a través de la dirección de correo electrónico
press@heartwebsite.org o por teléfono al             +1-414-961-7417      , o visite
http://www.heartwebsite.org para más información.

JERUSALÉN, 23 de febrero de 2011 /PRNewswire/ — Un nuevo proyecto de restitución fue anunciado hoy para identificar a las víctimas cuyos bienes fueron confiscados por los Nazis durante la época del Holocausto.
(Foto:  http://photos.prnewswire.com/prnh/20110223/CG51872-a)(Logo: http://photos.prnewswire.com/prnh/20110223/CG51872LOGO-f)
El objetivo del Proyecto HEART, una iniciativa de la Agencia Judía para Israel (Jewish Agency for Israel – JAFI), con el apoyo del Gobierno de Israel, es ofrecer las herramientas, estrategia e información para permitir al Gobierno de Israel, al Proyecto y a sus asociados ofrecer un mínimo de justicia a los herederos de víctimas Judías y a las propias víctimas que cumplan con los requisitos y al pueblo Judío.
En esta etapa inicial, el Proyecto HEART está centrado en la identificación de personas que tengan posibles reclamaciones sobre los siguientes tipos de propiedad privada por los cuales no hayan recibido restitución ninguna tras la época del Holocausto: (1) propiedad privada que se estuvo localizada en países controlados por las fuerzas Nazis o por los países del Eje en cualquier momento durante la época del Holocausto; y (2) propiedad privada que pertenecía a personas Judías tal como las definían las leyes raciales Nazis o del Eje; y (3) propiedad privada que haya sido confiscada, saqueada o vendida a la fuerza por los poderes Nazis o los países del Eje durante la época del Holocausto.
“Muchas víctimas del Holocausto descubrieron al regresar a sus hogares que no tenían ninguna posibilidad de recuperar sus bienes,” dijo Nathan Sharansky, presidente de Agencia Judía para Israel. “Esta es la primera vez desde el Holocausto que se lanza un programa general integrado para recopilar información con el propósito de recibir finalmente una compensación por la propiedad saqueada, robada o vendida a la fuerza durante el Holocausto.”
Las víctimas Judías del Holocausto y sus herederos en todo el mundo cumplen con los requisitos si ellos, o sus familias, fueron en su día propietarios de bienes muebles, inmuebles o intangibles que hayan sido confiscados, saqueados o vendidos a la fuerza en países gobernados u ocupados por los poderes Nazis o los países del Eje durante la época del Holocausto. La única limitación es que si la víctima o sus herederos ya hayan recibido restitución por dichos bienes después de la época del Holocausto, no cumplen con los requisitos para una restitución adicional en relación con dicha propiedad.
“No es necesario tener pruebas de la propiedad de los bienes para cumplir con los requisitos. Si alguien cree que era dueño o beneficiario de dichos bienes, debería completar el Cuestionario,” dijo Anya Verkhovskaya, Directora del Proyecto.
Los bienes que cumplen con los requisitos del Proyecto HEART incluyen propiedad privada de todo tipo:
(1)  BIENES INMUEBLES, un bien que no se puede mover sin ser destruido o alterado. Incluye bienes raíces tales como terrenos urbanizados, incluidos cualquier edificación y terrenos sin edificar.(2)  BIENES MUEBLES, cualquier bien que se puede mover de una ubicación a otra. Pueden incluir objetos de arte, artículos de rituales judíos, ganado, herramientas profesionales, metales preciosos, piedras preciosas, joyas y otros bienes muebles. (3)  BIENES PERSONALES INTANGIBLES, propiedad personal que no se puede mover o tocar sin destruirlo o alterarlo. Puede incluir instrumentos negociables tales como acciones, bonos, pólizas de seguro, cuentas de ahorro, patentes registradas, dotes y otros bienes personales intangibles. Puede también incluir bienes negativos, deudas y pasivos que se deben a una persona, tales como préstamos e hipotecas pendientes.
“Por el daño inconmensurable hecho a las personas y comunidades Judías desde que sus bienes fueron confiscados, se ha organizado el Proyecto HEART como una iniciativa para tender la mano a aquellas personas cuyo dolor jamás podremos imaginar, pero a quienes podemos ayudar en el proceso de recopilar información, la cual esperamos que finalmente podrá ayudarles a recuperar lo que era legítimamente suyo,” dijo Bobby Brown de JAFI. “Gracias al Proyecto HEART, se están tomando medidas que, aunque atrasadas, son fundamentales para abordar, si bien de forma parcial, los terribles males que se produjeron en la época del Holocausto en relación con la restitución de bienes. El Proyecto HEART le solicita que dé el siguiente paso por todos aquellos que sufrieron o que aún están sufriendo por las transgresiones contra ellos o sus familias.”
Hemos establecido un simple proceso para comprobar si se cumplen los requisitos para participar, solamente es necesario responder al cuestionario que se encuentra en el sitio Web http://www.heartwebsite.org .
Los cuestionarios serán procesados basados a los acuerdos con gobiernos o autoridades pertinentes en su esfuerzo por lograr una restitución.
Póngase en contacto con Anya Verkhovskaya, directora del Proyecto HEART, a través de la dirección de correo electrónico press@heartwebsite.org o por teléfono al             +1-414-961-7417      , o visite http://www.heartwebsite.org para más información.