DANILO MEDINA

 

Ocho empresas del sector agropecuario pidieron hoy al presidente Danilo Medina el saldo pendiente de una deuda de más de RD$200 millones, por cubicaciones realizadas en la Zona del Lago Enriquillo y  en las Provincias San Juan de la Maguana, Azua, Peravia, Barahona y Pedernales.

Afirmaron que por  disposición del presidente Medina se les entregó una primera partida hace casi un año, para caer luego  en el olvido y la indiferencia de los encargados de cubrir toda la deuda.

En carta dirigida por los empresarios al presidente Medina le reiteraron que   siguen al borde de la quiebra,  debido a  la dramática situación en que les   mantiene la  ausencia de la cobertura de los pagos pendientes  por más de RD$200 millones.

Las empresas que solicitan al presidente Medina el pago de la deuda millonaria atrasada son Costanova; Constructora Musch; Riego, Asesoría, Aspersión y Servicios; Servicio Ferro Agro; Terreos Global; Times Bussines Group; Transfer Agro y Granos Nacionales

Destacaron que el incumplimiento es una violación de los acuerdos por parte del   Instituto Agrario Dominicano, que continúa sin cumplir con los pagos y su director  da las espaldas a nuestros justos reclamos de pago.

Hemos invertido grandes recursos económicos y técnicos para la ejecución de los proyectos contratados por el IAD a través  de la Oficina de Proyectos Especiales, y a pesar de que usted autorizó la solución de este caso, todavía a las 8 compañías nos deben más de  RD$200 millones.

Dicen que los pagos corresponden a todas las cubicaciones de los trabajos ejecutados, dispuestos por el presidente Medina  en sus visitas sorpresas  a la Zona del Lago Enriquillo y a las Provincias San Juan de la Maguana, Azua, Peravia, Barahona y Pedernales.

Añadieron que debido a la falta de los pagos, se  han visto obligados  a  acudir al financiamiento, lo que ha consumido,  además de los posibles beneficios, parte del propio capital de trabajo de que disponemos.

En su reclamo dicen que prácticamente están al borde de la quiebra, con la agravante de la incertidumbre sobre la solución a corto plazo.

Advirtieron que actualmente la mayoría de los proyectos están prácticamente concluidos, sin que se vislumbre una respuesta definitiva al  reclamo de pago, pese a que las últimas cubicaciones tienen varios años de haber sido hechas.

Agregaron que en cumplimiento del calendario establecido en los contratos firmados, desde el principio asumieron compromisos financieros con suplidores de materiales locales e internacionales y realizaron las inversiones requeridas para el suministro de los equipos,  materiales y construcción de las obras.

——————-