DANILO EN DISCURSOSANTO DOMINGO, RD.- El presidente Danilo Medina manifest贸 que la reelecci贸n presidencial servir谩 para profundizar los cambios y el proceso de democratizaci贸n en la Rep煤blica Dominicana.

De igual modo, expuso que se siente honrado, feliz y confiado de estar en la Presidencia en el momento en que las fuerzas vivas de la naci贸n decidieron promover la reforma constitucional.

Aumenta responsailidad
Signific贸 que esto聽 aumenta su responsabilidad de actuar en el pr贸ximo proceso electoral de la forma m谩s equilibrada, justa y transparente posible.

鈥淵 en el caso de que sea la voluntad de mi partido postularme como candidato y la decisi贸n del pueblo elegirme, yo podr茅 concurrir a otro mandato constitucional鈥, dijo el Jefe de Estado.

Debate positivo ante avances del pa铆s
Danilo Medina, quien se dirigi贸 al pa铆s en una alocuci贸n a trav茅s de m谩s de 400 medios de comunicaci贸n, explic贸 que no lo sorprende que ante los avances econ贸micos y sociales, se haya abierto un debate muy positivo para el avance institucional y el perfeccionamiento democr谩tico.

Gran participaci贸n de la poblaci贸n
鈥渦n debate que toda la naci贸n acompa帽贸, con gran participaci贸n y que finalmente hizo repercutir en el seno del Congreso Nacional, la voluntad abrumadora de la mayor铆a de nuestro pueblo鈥, signific贸, el Presidente.

Danilo Medina enfatiz贸 su agradecimiento a todos los partidos pol铆ticos del pa铆s por la forma ordenada y democr谩tica en que encaminaron este proceso, sobre todo al Partido de la Liberaci贸n Dominicana, que demostr贸 una vez m谩s que est谩 a la altura de la Historia.

Madurez pol铆tica del PLD, PRD y fuerzas a favor de soberan铆a del pueblo
Asimismo, extendi贸 su reconocimiento al liderazgo del Partido Revolucionario Dominicano, al Partido Reformista Social Cristiano y otras fuerzas aliadas, por el apoyo dado a la reforma constitucional.

鈥淓sta reforma es un paso adelante en la madurez de nuestro estado democr谩tico de derecho, adem谩s de una demostraci贸n contundente de la capacidad de nuestras fuerzas pol铆ticas de dar respuestas a las necesidades del pueblo soberano鈥, proclam贸 Danilo Medina.

Revel贸 que acompa帽贸 con cuidado y cautela el debate y el env铆o de la enmienda constitucional sobre la reelecci贸n.

La RD se fortalece y reelecci贸n es un avance
鈥淓n ning煤n momento estimul茅 o aceler茅 el proceso. Al contrario, me mantuve siempre聽 con聽 cautela y redoblada atenci贸n, pero si no estuvo en m铆 estimular este proceso, tampoco estuvo en m铆 frenarlo, ya que brotaba de un deseo popular profundo鈥, subray贸.

Dijo que la Rep煤blica Dominicana de hoy es un pa铆s de instituciones en franco proceso de fortalecimiento, 鈥減ara nosotros, por tanto, la reelecci贸n en lugar de significar un retroceso institucional es un avance y un perfeccionamiento democr谩tico鈥.

El Presidente record贸 que en el 2009, en el seno de la sociedad dominicana se produjo una consulta nacional en la que la mayor parte de la poblaci贸n se mostr贸 a favor del modelo de dos periodos consecutivos y nunca m谩s.

鈥淓sa misma discusi贸n se llev贸 al seno del PLD y en esa ocasi贸n yo defend铆a la voluntad de la mayor铆a del pueblo dominicano de dos periodos consecutivos y nunca m谩s鈥, dijo Danilo Medina.

A continuaci贸n el texto completo del Discurso del Presidente Medina

Pueblo Dominicano;

En los 煤ltimos tiempos, nuestro pa铆s ha tenido el privilegio de vivir importantes avances econ贸micos, sociales e institucionales.

Es sobre estos avances, -y sobre lo que eso significa para nuestro futuro- que me gustar铆a hablar con ustedes esta noche.

Junto a cada uno de ustedes, he tenido la felicidad de conducir un gobierno que viene rompiendo muchas barreras hist贸ricas.

Un gobierno que, gracias a Dios, est谩 teniendo 茅xito en sus principales 谩reas, incluso en un momento en que muchos pa铆ses atraviesan graves dificultades.

Hemos conseguido excelentes resultados en dos sectores clave de la vida de cualquier pa铆s: el 谩rea econ贸mica y el 谩rea social.

En la econom铆a, estamos logrando tasas de crecimiento y nivel de empleo por encima de las medias hist贸ricas nacionales y regionales.

En lo social, estamos consiguiendo una mejor铆a constante en la vida de la poblaci贸n, con la disminuci贸n de los niveles de pobreza, desnutrici贸n y desigualdad.

Adem谩s de importantes avances en la calidad de la educaci贸n, la salud y de otros servicios esenciales.

No me sorprende, por tanto, que en este ambiente de avances econ贸micos y sociales, se haya abierto un debate muy positivo para nuestro avance institucional y perfeccionamiento democr谩tico.

Un debate que toda la naci贸n acompa帽贸 con gran participaci贸n y que, finalmente, hizo repercutir en el seno del Congreso Nacional, la voluntad abrumadora de la mayor铆a de nuestro pueblo.

Me refiero a la decisi贸n libre y soberana del Congreso Nacional de reformar nuestra Constituci贸n para que, a partir de ahora, cualquier presidente pueda disputar una reelecci贸n y, si fuera la voluntad del pueblo, dar continuidad a su trabajo de gobierno, consolidando las conquistas colectivas.

Una vez m谩s, podemos decir con satisfacci贸n que ha primado la democracia, la institucionalidad y el consenso. Hemos asistido a un proceso ordenado y apegado a las leyes que nos rigen.

Si hablamos de legitimidad, vale la pena se帽alar que el nuevo texto constitucional ha sido aprobado masivamente por las principales fuerzas pol铆ticas del pa铆s. Las mismas que sumaron, en los 煤ltimos comicios, el 98% de los votos del pueblo dominicano.

En nombre del pueblo dominicano, quiero agradecer a todos los partidos por la forma ordenada y democr谩tica en que encaminaron este proceso de reforma.

Pero quiero hacer 茅nfasis en dirigir un reconocimiento especial a todos los compa帽eros del Partido de la Liberaci贸n Dominicana, porque nuestro partido ha mostrado, una vez m谩s, que est谩 a la altura de la Historia y que cuenta con el liderazgo pol铆tico capaz de dirigir los destinos del pa铆s.

Extendemos tambi茅n este reconocimiento al liderazgo del Partido Revolucionario Dominicano, Partido Reformista Social Cristiano y otras fuerzas aliadas por el apoyo que brindaron a esta reforma.

Reconocemos tambi茅n a los Senadores y Diputados de la Rep煤blica, que fueron los responsables de la ejecuci贸n de la misma.

Esta reforma es un paso adelante en la madurez de nuestro Estado Democr谩tico de Derecho, adem谩s de una demostraci贸n contundente de la capacidad de nuestras fuerzas pol铆ticas de dar respuesta a las necesidades del pueblo soberano.

A partir de ahora, nuestra democracia se regir谩 por el modelo que ha demostrado ya su buen funcionamiento en buena parte de las democracias del mundo: Ocho a帽os y nunca m谩s.

Es decir, que un Presidente solo podr谩 ser reelegido una vez, y luego no podr谩 postularse m谩s.

De esta forma, daremos oportunidad tanto a que los gobernantes apliquen realmente su programa de gobierno, como a que surjan los necesarios relevos generacionales y los liderazgos alternativos.

Me siento honrado, feliz y confiado de estar en la presidencia en el momento en que las fuerzas vivas de nuestra naci贸n decidieron promover este cambio, que nos iguala a las mayores democracias del mundo.

Esto tambi茅n aumenta el peso de mi responsabilidad de actuar en el pr贸ximo proceso electoral de la forma m谩s equilibrada, justa, honesta y transparente posible.

Y, en el caso de que sea la voluntad de mi partido postularme como candidato y la decisi贸n del pueblo elegirme, yo podr茅 concurrir a otro mandato presidencial.

Se帽oras y Se帽ores;

Acompa帽茅 con cuidado y cautela el debate y el env铆o de la enmienda constitucional sobre la reelecci贸n.

Siempre que fui consultado por compa帽eros del partido o por representantes de la sociedad civil, mantuve una posici贸n equilibrada e imparcial.

En ning煤n momento estimul茅 o aceler茅 el proceso. Al contrario, me mantuve siempre con cautela y redoblada atenci贸n.

Pero si no estuvo en m铆 estimular este proceso, tampoco estuvo en mi frenarlo, ya que brotaba de un deseo popular profundo.

Era eso lo que ve铆amos reflejado en las encuestas, era eso lo que o铆amos en las calles, era eso lo que yo escuchaba de representantes de todos los sectores de la sociedad: empresarios, trabajadores, acad茅micos, intelectuales, artistas y pol铆ticos, mujeres, j贸venes, ancianos y l铆deres religiosos.

Fue en ese momento cuando concord茅 en que este tema fuera, en primer lugar, examinado en el 谩mbito de mi partido y, si obten铆a una buena acogida, se enviara a la instituci贸n que tiene el poder de modificar la Constituci贸n; me refiero al Congreso Nacional.

Una Constituci贸n es la carta magna y el estatuto sagrado de un pueblo.

Contiene cl谩usulas r铆gidas pero, como cualquier obra del hombre, posee partes que pueden ser perfeccionadas con el paso del tiempo.

Ese era el caso, sin duda, de la reelecci贸n de un presidente.

La reelecci贸n existe en pr谩cticamente todas las sociedades pol铆ticamente desarrolladas.

Sea en los reg铆menes presidenciales, con la reelecci贸n limitada de los gobernantes, o en el parlamentarismo, con la reelecci贸n casi ilimitada de los l铆deres partidarios, siempre que obtengan la mayor铆a congresual.

La reelecci贸n es vedada, como una especie de salvaguarda, casi 煤nicamente en pa铆ses que no tienen instituciones fuertes y que viven a煤n sobre el trauma de las dictaduras.

La Rep煤blica Dominicana es, hoy, un pa铆s de instituciones en franco proceso de fortalecimiento, con equilibrio pol铆tico y, desde hace mucho, libre del trauma y de la sombra tenebrosa de la dictadura.

Para nosotros, por tanto, la reelecci贸n en lugar de significar un retroceso institucional es un avance y un perfeccionamiento democr谩tico.

Se equivocan tambi茅n los que dicen que introducir la reelecci贸n es beneficiar al gobernante de turno.

En realidad, es beneficiar al pa铆s, porque puede aprovechar, a煤n m谩s, los resultados de un gobierno que lo est茅 haciendo bien.

La reelecci贸n, en contrapartida, permite tambi茅n que el pueblo castigue a los malos gobernantes y se libre de los efectos mal茅ficos de una mala gesti贸n.

La reelecci贸n no significa la victoria autom谩tica de quien est谩 en el poder, al contrario, es siempre un riesgo para quien gobierna.

El pueblo es sabio y siempre juzga con rigidez a quienes est谩n conduciendo su destino.

El pueblo tambi茅n est谩 cada vez m谩s atento en la defensa de las instituciones democr谩ticas.

El pueblo defiende su Constituci贸n porque sabe que es defendido por ella.

El pueblo utiliza la Constituci贸n como arma de defensa personal y de paz social.

La preserva y la venera como fuente esencial de defensa de los intereses colectivos y de la fuerza de la ciudadan铆a.

Por eso, cuando el pueblo percibe que puede cambiar para mejor la Constituci贸n, lo hace sin miedo y sin recelo.

Sin necesidad de 贸rdenes ni de consejos.

Lo hace buscando lo mejor para su presente y para su futuro.

Dominicanas y dominicanos;

Quiero recordar que en 2009, en el seno de la sociedad dominicana, se produjo una consulta nacional en la que la mayor铆a de la poblaci贸n se mostr贸 a favor del modelo de dos periodos consecutivos y nunca m谩s.

Esa misma discusi贸n se llev贸 al seno del PLD, y en esa ocasi贸n yo defend铆 la voluntad de la mayor铆a del pueblo dominicano de dos per铆odos consecutivos y nunca m谩s. En ese momento, sin embargo, nuestra posici贸n fue derrotada por 20 votos a 5.

En esa consulta, en el seno de la sociedad dominicana, solo el 16.7% por ciento vot贸 a favor del modelo que ahora se elimin贸, un 13.5% a favor de la reelecci贸n indefinida y un amplio 57.94% defendi贸 el modelo que ahora se ha restablecido, es decir, dos per铆odos consecutivos y nunca m谩s.

Es cierto que, en varias ocasiones, no acept茅 discutir la posibilidad de mi reelecci贸n.

Pero es igual de cierto que he dicho muchas veces, a lo largo de mi vida, que mi mayor compromiso es tener siempre el o铆do en el coraz贸n del pueblo.

El fuerte deseo popular a favor de la enmienda para la reelecci贸n me ayud贸 a superar este dilema y a retomar la posici贸n que defend铆 en el a帽o 2009, en el seno del Comit茅 Pol铆tico del PLD.

No lo hice movido por la vanidad, ni el deseo de poder.

Lo hice porque me convenc铆 de que el instrumento de la reelecci贸n ser铆a, de hecho, un avance institucional perenne para nuestro pa铆s 鈥 y no una mera circunstancia para beneficiar a un gobernante.

Cambi茅 mi posici贸n sobre este tema, pero no mi convicci贸n democr谩tica de nunca colocar mis deseos personales o partidarios por encima de los intereses colectivos.

Adem谩s, al apoyar la enmienda de la reelecci贸n tambi茅n estaba tomando la decisi贸n de cerrar mi carrera pol铆tica, porque est谩 sobreentendido que, despu茅s de estos cuatro a帽os adicionales, si el pueblo me premia con su voto, en mayo de 2016, no podr茅 ser candidato nuevamente a la Presidencia de la Rep煤blica.

El modelo que dejamos atr谩s me hubiera permitido postularme indefinidamente en periodos alternos, pero estoy convencido de que esta reforma es lo que quieren los dominicanos y lo mejor para el pa铆s.

Siempre he sido un dem贸crata convencido y siempre he conducido mi vida pol铆tica buscando la paz, la justicia y el equilibrio.

Y esos sentimientos guiaron mi decisi贸n.

Pueblo dominicano,

Una vez m谩s, mi destino pol铆tico est谩 en las manos de ustedes.

Si tengo el respaldo firme de mi partido y el apoyo de la mayor铆a de los dominicanos, podr茅 concurrir a un nuevo mandato presidencial.

Har茅 ese anuncio en el momento oportuno.

Hoy, lo que quiero anunciar, es mi disposici贸n redoblada de continuar luchando por m谩s cambios 鈥損rofundos y positivos- a favor de nuestro pa铆s.

No dudar茅, en ning煤n momento, en continuar haciendo lo que sea necesario para que nuestro gobierno tenga cada vez m谩s eficiencia y sea cada vez m谩s transparente.

Cuanto m谩s estemos al lado de la ley y de la justicia social, m谩s r谩pido y m谩s profundo ser谩 el cambio.

Cuanto m谩s estemos al lado de la institucionalidad, de la democracia y de la transparencia, m谩s r谩pido y profundo ser谩 el cambio.

Cuanto m谩s estemos al lado de la solidaridad, de la protecci贸n a los m谩s d茅biles y del Estado del Bienestar, m谩s r谩pido y profundo ser谩 el cambio.

Cuanto m谩s estemos al lado del desarrollo y de la innovaci贸n, m谩s r谩pido y m谩s profundo ser谩 el cambio.

Porque todo ocurre m谩s r谩pido cuando estamos del lado de la historia, cuando no nos desviamos del rumbo correcto.

Se帽oras y Se帽ores;

Lo que me atrae, en la hip贸tesis de que fuera reelegido, es la posibilidad de profundizar los cambios que estamos haciendo en nuestro pa铆s.

Podr铆amos tener ante nosotros cuatro a帽os m谩s que nos permitir铆an consolidar la transformaci贸n educativa que ya est谩 en marcha y asegurarnos de que sea irreversible.

Cuatro a帽os m谩s para profundizar la reforma que ya avanza en nuestro sistema de salud, que llevar谩 atenci贸n gratuita y de calidad a todo aquel que la necesite.

Cuatro a帽os m谩s para seguir incorporando a m谩s personas a la seguridad social.

Cuatro a帽os m谩s para seguir apoyando a nuestros productores y trabajando de la mano con los empresarios de todos los tama帽os, para generar m谩s empleo e ingresos que nunca para nuestra gente.

Cuatro a帽os m谩s para apostar cada vez m谩s por nuestro turismo, hasta alcanzar la meta que nos hemos trazado de llegar a los 10 millones de visitantes.

Cuatro a帽os m谩s para continuar recorriendo los campos del pa铆s con nuestras visitas sorpresa, hasta que no quede un solo rinc贸n al que no hayamos llegado para apoyar a nuestra gente.

Cuatro a帽os m谩s para que banca solidaria siga llevando el derecho al cr茅dito a todos nuestros emprendedores, est茅n donde est茅n.

Cuatro a帽os m谩s, que nos dar铆an la oportunidad de ver los frutos de las iniciativas que ya hemos iniciado para llevar soluci贸n al problema el茅ctrico, de una vez por todas.

Cuatro a帽os m谩s para que el 911 siga expandi茅ndose por el territorio nacional y para que la seguridad llegue a todos los rincones del pa铆s.

Cuatro a帽os m谩s para seguir construyendo las infraestructuras que requiere el desarrollo productivo del pa铆s.

Cuatro a帽os m谩s para mantener la estabilidad macroecon贸mica con baja inflaci贸n que ha permitido el crecimiento de nuestra econom铆a.

En definitiva, tendr铆amos cuatro a帽os m谩s para garantizar que nada ni nadie pueda dar marcha atr谩s a todo lo que conquistamos juntos!

Queridos Compatriotas;

En estos tres a帽os hemos logrado lo que muchos cre铆an imposible.

Recuerdo que, cuando llegamos al gobierno en medio de una grave crisis econ贸mica internacional, muchos pensaban que apenas conseguir铆amos sobrevivir en ese ambiente hostil.

Sin embargo, trabajando juntos, hemos avanzado como nunca antes.

En medio de uno de los contextos internacionales m谩s dif铆ciles, logramos un dinamismo econ贸mico cercano al de China, con un crecimiento mayor al 7%.

Las inversiones, que se redujeron en la mayor parte de los pa铆ses de la regi贸n, contin煤an llegando a la Rep煤blica Dominicana.

Estamos cumpliendo y superando nuestra meta de crear 100,000 empleos al a帽o.

Sentamos las bases de un nuevo modelo de desarrollo, con m谩s justicia social y menos desigualdad.

Y, lo m谩s importante, hemos conseguido sacar de la pobreza a m谩s de medio mill贸n de dominicanos y dominicanas.

En definitiva, tomamos con firmeza las riendas del pa铆s y lo estamos dirigiendo rumbo a la prosperidad y el progreso.

Y, si hemos sido capaces de hacer todo esto en las peores circunstancias, les invito a so帽ar lo que seremos capaces de lograr en el futuro pr贸ximo!!

Dominicanos y dominicanas;

M谩s que nunca es hora de so帽ar y de hacer.

A lo largo de su historia, la Rep煤blica Dominicana enfrent贸 muchos desaf铆os.

Sin embargo, ahora, m谩s que nunca, creamos las condiciones para transformar los desaf铆os en victorias, y para transformar las victorias en beneficios generales para nuestro pueblo.

Ya no es un sue帽o distante, por ejemplo, acabar con la pobreza absoluta y superar el analfabetismo en todo nuestro territorio.

Es una meta posible y realizable. En poco tiempo, la Rep煤blica Dominicana lo conseguir谩!

Ya no es un sue帽o distante consolidarnos como la econom铆a m谩s s贸lida y sostenible de la regi贸n.

En poco tiempo, la Rep煤blica Dominicana lo lograr谩!

Ya no es un sue帽o distante que tengamos un sistema educativo de gran calidad, capaz de preparar a nuestros j贸venes para todos los desaf铆os del mundo moderno.

En poco tiempo, la Rep煤blica Dominicana lo conseguir谩.

Ya no es un sue帽o distante que seremos el m谩s completo, m谩s rentable y m谩s buscado destino tur铆stico del Caribe.

En poco tiempo, la Rep煤blica Dominicana lo conseguir谩.

Ya no es un sue帽o distante que logremos un gran salto productivo y tecnol贸gico en nuestra agricultura y ganader铆a.

Y tambi茅n, en poco tiempo, la Rep煤blica Dominicana lo conseguir谩.

En suma, m谩s que nunca, es posible transformarnos en un pa铆s con uno de los mayores 铆ndices de desarrollo y con uno de los menores 铆ndices de desigualdad de toda la comunidad latinoamericana y caribe帽a.

M谩s que nunca, podemos tener orgullo de la tierra en que nacimos!

M谩s que nunca podemos tener autoestima y esperanza!

M谩s que nunca podemos transformar nuestros sue帽os en realidad.

M谩s que nunca podemos transformar nuestro pa铆s real, en aquel pa铆s de los sue帽os de nuestros abuelos y nuestros padres. Un pa铆s en el que vamos a ser cada vez m谩s fuertes y m谩s felices, junto a nuestros hijos y nuestros nietos.

Vivamos el nuevo sue帽o dominicano!

Viva la Rep煤blica Dominicana!

Que Dios nos bendiga a todos!

Muchas Gracias y buenas noches.