Policía dominicana asesinada en servicio 

Publicado el 6 Jul 2017 - 10:54am por Jorge Martinez

Espaillat dijo que además de haber sido una gran servidora pública, con una hoja impecable, Familia, también fue una luchadora por su madre e hijos.

“Y que muera de una manera inesperada, a quemarropa, es algo triste, ella era una persona que se entregó al sacrifico mayor que cualquier ciudadano pueda hacer a favor de los residentes de esta ciudad y la seguridad de nuestros vecindarios”, dijo el congresista.

“Estamos todos muy conmovidos por esto”, añadió Espaillat.

En similares términos se pronunciaron el alcalde Bill de Blasio, el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Junior, el concejal Ydanis Rodríguez, la asambleísta Carmen de la Rosa, la presidenta de la Asociación de Policías Dominicanos en Nueva York (NYDO), Raysa Galvez,  el presidente de la Orden Fraternal de Oficiales Internacionales Logia 920, Miguel Paulino, el concejal Fernando Cabrera, y otros.

El alcalde dijo que la oficial fue asesinada vilmente, mientras asumía su responsabilidad de proteger hasta con su propia vida la seguridad de todos los neoyorquinos.

Destacó el valor y los esfuerzos de la agente dominicana, por hacer que todos, se sientieran cada día más de estar orgullosos de ser neoyorquinos.

Díaz, señaló que “nuestros corazones están de luto y lloramos la pérdida de la agente del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, Miosotis Familia”.

Añadió que “Familia fue una gran servidora de nuestra ciudad, y la noticia de su fallecimiento es increíblemente trágica. Por favor, durante este difícil momento mantengamos a su familia, amigos y colegas del Distrito 46 y a todo el departamento de policía en nuestras oraciones”.

El concejal Rodríguez dijo que lamenta profundamente el asesinato de la oficial, que se mantuvo por 12 años sirviendo a la ciudad para mantener a todos seguros.

“En la sociedad no debe haber espacio para que ningún criminal ande en las calles. Para nosotros, como dominicano y neoyorquino, es un  día de gran dolor”, dijo el concejal.

“Ella fue una servidora que ofrendó su vida por el servicio, era policía actualmente, pero antes de eso, estuvo en la Cruz Roja Americana y no debemos dejar espacio para el odio, especialmente cuando ese odio conlleva a quitarle la vida a otra persona”, expresó Rodríguez.

La asambleísta de la Rosa, dijo que se une al dolor de la familia, de los policías de Nueva York y a la comunidad dominicana.

“Esta tragedia pudo haber sido evitada y es un síntoma de la crisis de salud mental y de las leyes, que tienen que ser reformadas sobre el acceso a las armas en el estado de Nueva York”, agregó de la Rosa.

La legisladora estatal dijo que está dando todo su apoyo a los familiares de la agente, “y con esta pérdida, nos exige a hacer cambios en las leyes de nuestro estado y la comunidad”.

Dijo que es una gran pérdida, porque la oficial no sólo era policía, sino también una mujer madre que dio su vida por los suyos y la comunidad.

Gálvez sostuvo que “no hay una sola cosa negativa que nadie pueda decir de ella”. Añadió la presidenta de NYDO, “siempre estaba entregándose demasiado a sí misma y a la gente. Siempre dispuesta a ayudar. Basta con mirarle a la cara. Ella era humilde. Eso es lo que ella era”.

Paulino, que dirige la FOP 920 y un ex presidente de NYDO sostiene que “una vez más, la tragedia toca la puerta de nuestra familia, la policía. Este es un crimen atroz, sin sentido, inhumano, salvaje y que demuestra la falta de respeto por la vida y la integridad física de los seres humanos”.

El concejal Cabrera indicó que “me siento profundamente agraviado por el tiroteo no provocado y fatal en contra de la policía Miosotis Familia, una veterana dominicana de 12 años de la policía de Nueva York y madre de tres hijos. La Oficial Familia, dedicó su vida a hacer esta comunidad segura”.

Añadió que “este es el segundo tiroteo mortal en menos de una semana, durante una celebración de fiestas nacionales, exhorto a todos a comprometerse a poner fin a la violencia armada, que desgarra a las familias y las comunidades”.

Ademas líderes criollos y estadounidenses se unieron a la causa.

Los lideres lamentan que una mujer que ofrece un buen servicio halla acabado de tal manera.

Patrick Lynch, líder de la Asociación de Patrulleros Benevolentes (sindicato de policías), dijo que deplora el asesinato de Familia, que revela que los hombres y mujeres del NYPD, están cotidianamente expuestos a perder sus vidas para servir a la comunidad.

Informacion del autor