Miguel Mejía y el MIU condenan destitución del Presidente Fernando Lugo

Publicado el 24 jun 2012 - 10:57am por Jeremias Nunez

SANTO DOMINGO, RD.-El Movimiento Izquierda Unida (MIU) de la República Dominicana que lidera Miguel Mejía condenó el golpe de Estado legislativo de este viernes que forzó la destitución del Presidente constitucional Fernando Lugo en Paraguay.

“No al golpe de Estado en Paraguay, sí a la democracia y respeto a la voluntad Popular”, exclamó Mejía, Secretario General y líder del MIU, quien junto a la Dirección Nacional de esa organización política valoró la posición del Presidente de República Dominicana, doctor Leonel Fernández Reyna, de condenar el golpe de Estado, en un gesto que lo enaltece como estadista y demócrata.

El MIU planteó que los últimos acontecimientos en Paraguay, donde tuvo lugar un golpe de Estado legislativo que forzó la destitución anticonstitucional del Presidente Lugo, ponen de nuevo sobre el tapete la necesidad de mantener la vigilancia, la lucha y la solidaridad de los pueblos contra los intentos desesperados de las desplazadas oligarquías de la región y el imperialismo yanqui, “urgidos de frenar la ola de cambios que vivimos”.

La organización de orientación maxista-leninista se identificó con la unánime condena al golpe de Estado contra el Presidente Lugo, expresadas por los países de UNASUR y el ALBA, de la opinión pública internacional, del Parlamento Latinoamericano, del Presidente dominicano Leonel Fernández Reyna y del propio pueblo paraguayo, el cual comenzó a ser reprimido con violencia.

El MIU resaltó que con la moral que asiste a un veterano luchador por el respeto constitucional, la defensa del Estado de Derecho y del imperio de la Ley, el Presidente Fernández reclamó que el nuevo gobierno no sea reconocido por la comunidad internacional, en tanto se trata de un gobierno de facto, que encarna un retroceso con respecto a los procesos democráticos que vive la región.

“En medio de la repulsa generalizada a esta aberración que nos regresa a los tiempos de la arbitrariedad antidemocrática en América Latina, llama la atención el silencio absoluto y cómplice que ha mantenido el Departamento de Estado de los Estados Unidos, habitualmente locuaz, como si el golpe no hubiese tenido lugar, posición similar a la observada en los primeros momentos del golpe de Estado en Honduras contra el Presidente Zelaya”, indicó el MIU.

Recordó que luego se supo, con pruebas contundentes, que ese silencio obedecía al flagrante involucramiento de sus organismos de inteligencia, diplomáticos y militares en la gestación, coordinación y apoyo de aquel golpe, a lo que se sumó también la labor subversiva que bajo el manto de ayuda humanitaria y para el desarrollo realizaron en Honduras instituciones oficiales del gobierno norteamericano, como los Cuerpos de Paz y la USAID.

El MIU reflexión que: “Los verdaderos enemigos de la democracia en la región, los verdaderos represores genocidas y retardatarios, son las oligarquías, que no se resignan a la pérdida de su hegemonía tradicional, barridas por el avance de los pueblos, y el imperialismo que las amamanta y prohíja”.

“Esa acción constituye una bofetada al rostro del pueblo paraguayo y del mundo, que el Partido Colorado (ANR), con 14 senadores, el mismo del dictador Alfredo Stroessner, y por tanto, una entidad represiva y cavernaria, manchada con la sangre y el dolor de miles de paraguayos, masacrados durante 36 largos años de feroz dictadura, haya sido decisivo en el derrocamiento del Presidente Lugo, y mucho más que el hijo de ese mismo dictador, el senador Alfredo Gustavo Stroessner, haya estampado su firma en el acta espuria que consagraba el despojo y la burla a la voluntad popular”, manifestó desde República Dominicana Miguel Mejía, Secretario General y líder del MIU.

Informacion del autor