Federer, rey de Wimbledon vuelve a ser el número uno

Publicado el 9 jul 2012 - 2:07pm por elpuerto.com.do
Wimbledon, Inglaterra.- Una vez que el techo de la cancha central estuvo cerrado, nada pudo impedir que Roger Federer ganara su séptimo título de Wimbledon.

El suizo de 30 años finalmente empató el récord del estadounidense Pete Sampras en el All England Club al ganar su séptimo título en Wimbledon y su 17mo Grand Slam tras superar el domingo 4-6, 7-5, 6-3, 6-4 a Andy Murray.

“Ha salido bien tantas veces durante años aquí en Wimbledon cuando hago mi mejor esfuerzo en semifinales y finales”, dijo Federer. “No puedo estar más feliz. Se siente muy bien estar de regreso aquí como triunfador”.

Una vez que un tiro de derecha de Murray salió fuera por amplio margen para el match point, Federer se desplomó en el césped con lágrimas en los ojos. Rápidamente se levantó y fue a estrecharle la mano a su rival británico en la red.

En los palcos de jugadores, la esposa de Federer y sus hijas gemelas festejaron y sonreían mientras el suizo tomaba asiento para esperar otra ceremonia de coronación en Wimbledon.

“Cuando el techo se cerró jugó un tenis increíble”, dijo Murray.

Federer se colocó ahora 17-7 en finales de Grand Slam, incluyendo 7-1 en Wimbledon. Murray cayó en  0-4 en finales importantes, con tres de esas tres derrotas ante Federer.

“Es asombroso. (El triunfo) me equipara a Pete Sampras, que es mi héroe”, dijo Federer, que perdió en cuartos de final en el All England Club en 2010 y 2011. “Simplemente se siente maravilloso”.

Además de Sampras, William Renshaw, jugador de la década de 1880, también ganó siete títulos de Wimbledon, pero lo hizo en una época en que al campeón defensor se le daba un pase a la final del siguiente año.

El partido del domingo fue la primera final en singles que es jugada bajo techo, el cual se inauguró en 2009.

Espera
Gran Bretaña ha esperado 76 años para que un británico se corone en la final masculina en el All England Club y las expectativas sobre Murray eran enormes. Miles de aficionados vieron el partido en una pantalla gigante en la “colina Murray”, pero abandonaron el lugar sin tener un campeón del país.

Dentro del estadio, la esposa del príncipe Guillermo, Kate, estaba sentada en el palco real junto con el futbolista David Beckham, el primer ministro británico David Cameron y un grupo de ex campeones de Wimbledon.

Muchos también se fueron un poco decepcionados.

“Todos hablan siempre sobre la presión de jugar en Wimbledon, cuán dura es”, dijo Murray, que hacía esfuerzos por contener las lágrimas mientras hablaba frente a la multitud. “No quedó por los espectadores. Ellos han facilitado mucho el jugar. El apoyo ha sido increíble, gracias”.

Con esta victoria, Federer recuperó el número 1 del escalafón mundial sobre el serbio Novak Djokovic, lo que le permite igualar el récord de Sampras de 286 semanas como el mejor jugador del mundo.

“Nunca dejé de creer. Empecé a jugar más, incluso a pesar que tengo una familia”, dijo Federer. “Todo salió bien. Paso por un muy buen momento, tengo mucha confianza y todo se contó. Así, este es un momento mágico para mí”.

 

Informacion del autor